Recomendaciones para evitar ser considerado spammer.

Cada vez con más frecuencia, las empresas realizan envíos de email´s a sus clientes para mantenerlos informados de las novedades y procurar que exista una comunicación y relación permanente y fluida entre ambos. En otras ocasiones, el envío es con el objeto de conseguir nuevos clientes.

En cualquier caso, y por el motivo que sea, la cantidad de email´s es creciente en cantidad de mensajes y en cantidad de destinatarios ,hasta que comprobamos que nuestro sistema de correo ya no funciona correctamente, y empezamos a recibir demasiados errores. Y descubrimos que nos han clasificado como emisores de spam, a pesar de lo legitimo de nuestras intenciones.

Es importante, que tomemos un tiempo en pensar que queremos enviar y a quien lo queremos dirigir, y si continuamos teniendo interés en enviar emails informativos, a los posibles clientes, hay algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta.

La primera y más importante, es que el destinatario este dispuesto a recibir esos mensajes, y lo haya acreditado mediante un sistema de suscripción. Debemos crear un mecanismo de verificación , normalmente mediante una respuesta del correo electrónico que se va a registrar, para asegurar que el destinatario ha querido suscribirse y que no ha sido realizado por terceros.

En los mensajes , asegurarnos de incluir bien visible una frase parecida a “Esta recibiendo este email, porque usted, se ha suscrito a esta lista, si no desea continuar recibiendo haga click aquí”.

Aunque la tentación sea la contraria, es buena política, facilitar un método sencillo de cancelar la suscripción.

También, en contra de lo que se pueda pensar, es importante no utilizar Outlook o clientes de correo similares para esta clase de envíos. Estos gestores de correo, están especializados para los mensajes personalizados, pero nos generan considerables problemas cuando tratamos de utilizarlos como emisores de correo masivo. Lo recomendable es utilizar aplicaciones especializadas en marketing por email. En el mercado hay multitud de aplicaciones de este tipo, que nos facilitaran la tarea, algunas de ellas incluso ofrecen versiones gratuitas, por lo menos, hasta determinadas cantidades. Las ventajas principales que nos ofrecen estas herramientas son:

  • Aumentaremos el número de destinatarios que recibirán el email, y que no lo recibirán etiquetado como spam o correo no deseado.
  • Dispondremos de datos y estadísticas que facilitaran el éxito de los próximos envíos.
  • Evitaremos saturaciones o sobrecargas en nuestro servidor de correo, aligerando su cola de correo.
  • Evitaremos que la dirección IP de nuestro servidor, y nuestro dominio sea etiquetado en listas negras, problema grave que puede llegar a impedirnos incluso el uso habitual del correo para nuestras tareas habituales.
  • Automatizaremos el alta/baja de contactos, evitando errores y duplicaciones, y ahorrando tiempo. Es importante acelerar en lo posible la tramitación de solicitudes de cancelación.

Si aun así, continuas utilizando clientes de correo personales tipo Outlook o parecidos, procura:

  • Disminuir el número de destinatarios finales en cada mensaje, repartiendo en varios emails.
    • Una buena política en no incluir más de 10 destinatarios en cada email, en todo caso, procura que nunca lleguen a 50.
  • Reducir el número de emails, por hora, y por día, ampliando el horario y aumentado la cantidad de mensajes distribuidos en el tiempo.
  • Procura tener múltiples listas pequeñas de contactos, que no una sola con muchos contactos incluidos.
  • Añade la lista de direcciones en el campo “Con Copia Oculta”. Y revisa que es así, con frecuencia las prisas nos juegan malas pasadas. Y una vez enviado ya no se puede corregir.

Otro factor importante es la periodicidad que vamos a establecer para el envío de determinada lista. Debemos considerar si será diaria, semanal, quincenal, mensual, etc y mantener informado al suscriptor. Si el suscriptor esta acostumbrado a recibir una notificación quincenal, y comienza a recibir una diaria, es muy posible, que reporte un email al proveedor y te bloquee.

Debemos considerar la posibilidad de mantener varios dominios en función del contenido de los mensajes, con el objeto de diferenciar, sobre todo, los envíos comerciales de los envíos relacionados con nuestra actividad profesional diaria. Así, llegado el caso de bloqueo del dominio por los mensajes comerciales, no veremos interrumpidos los correos de nuestra gestión.

Mantenga su lista de direcciones actualizada, elimine los contactos incorrectos u obsoletos para impedir envíos innecesarios. Alimente su lista de direcciones con contactos reales. Nunca utilice las bases de datos que se ofrecen o venden en internet. Están compuestas de direcciones falsas, obsoletas y en todo caso, obtenidas sin el conocimiento del destinatario, que reducirán rápidamente la reputación de su servidor de correo.

Considere que la probabilidad de obtener un nuevo cliente, a través de un email no solicitado, es muy pequeña. Lejos de eso, el envío de correo masivo indiscriminado a destinatarios que no lo desean, conseguirá el efecto inverso y facilitara el incremento de problemas en su servicio de correo.

Revise el formato y contenido de sus envíos con el objeto de evitar los filtros antispam, las principales pautas que debe tener en cuenta, son:

Evite adjuntar ficheros en los envíos comerciales, es el primer elemento de sospecha, para sufrir el bloqueo de  los filtros antispam.  En su lugar es preferible adjuntar links para que el destinatario se lo descargue.

Evite incluir varias o muchas fotos, los filtros antispam no saben que contienen y ante la duda, eligen bloqueo. La mayor parte del mensaje ha de ser texto. Las fotos incluidas deberán tener la etiqueta “Alt”, “Title” y su correspondiente texto descriptivo.

Evite el uso de mayúsculas, y de signos de admiración o símbolos tipos $$ en el asunto.

Evite el uso de palabras típicas fáciles de etiquetar como spam (Free, gratis, compre ahora, descuentos, etc. ) y el uso de fuentes de letra demasiado pequeña que pueda dar lugar a ocultar o hacer poco visible determinada información. Revise también la ortografía, las erratas y el contenido , un exceso de palabras mal escritas también es motivo de bloqueo.

Una vez que ha realizado el envío, mantenga atento la atención sobre su servidor de correo. Vigile los ratios de entrega a determinados dominios, puede darse el caso de una reducción de entregas a cuentas de Gmail, Yahoo o similares. Vigile que su servidor no es incluido en ninguna lista negra de correo, y si es así, procure sacarlo lo antes posible. Considere la posibilidad de contratar un servicio de alerta de blacklists.

Y consulte a su informático para establecer sistemas de autenticación y configure el servidor de correo con los parámetros de seguridad que pueda garantizarle el rendimiento.

Vigilar todos los detalles del proceso, no garantizan el éxito completo de entregas de mensajes, pero reducirá considerablemente las posibilidades de error, y lo que es más importante, evitará el bloqueo o suspensión de nuestro servidor de correo.

Puedes transmitirnos tus dudas, que procuraremos resolver y ofrecerte la mejor solución.

consejos para evitar spam

como evitar spam

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *